sábado, abril 21, 2007


AL ENCUENTRO DE LA COMUNIDAD CPCR EN R.D.CONGO
@ P. Yves Bochatay cpcr, traducción: Francisco Javier Sanuy cpcr

Hemos subido desde Kinshasa por una carretera que ya no merece tal nombre dadas las erosiones que la afectan. Unos cientos de metros antes de llegar à Kimwenza, giramos bruscamente a la izquierda para introducirnos en un camino donde las huellas de los vehículos en la arena me hacen pensar en las huellas que éstos dejarían en la nieve en otras latitudes. A nuestra derecha, sobrepasamos los muros de una casa religiosa (el postulantado y noviciado de las Carmelitas de la Caridad, fundadas por santa Joaquina Vedruna). A nuestra izquierda, el terreno se inclina pronunciadamente, lo cual no ha impedido las numerosas construcciones en toda la pendiente. ¡Qué débil protección la de esos montoncitos de arena acumulados en el andén con palas! ¡Qué fácilmente las violentas lluvias los hacen ceder aquí y allí abriendo barrancos que engullen sin piedad las casas construidas sobre la arena!
La avenida arenosa se desvía ligeramente a la izquierda. Un gran portón rojo ocre nos da la bienvenida. ¿Hemos llegado? Une escudo grabado en madera nos lo asegura: “Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey” con la cruz de los CPCR (azul con un corazón rojo). Llamamos a la puerta y esperamos. ¿Quién nos abrirá? Según el momento de la jornada será el cocinero (Sr. Agustín), o el Hno. José o incluso el Hno. Fidel, o a veces también uno de los dos novicios (que están casi siempre en casa).
Hoy tenemos suerte. Todo el mundo está en casa. Acabo de enterarme con vosotros de la noticia que me sorprende y alegra a la vez: la comunidad se divide en dos a partir de este lunes 16 de abril. ¿Qué ha pasado? ¿A qué se debe este cambio?
Preguntemos al Hno. Francisco Javier Sanuy, de Barcelona, que se incorporó a la fundación en enero de 2004. Al principio fue destinado a la tarea de la formación de los candidatos, pero desde hace unos meses se ha incorporado al equipo dedicado al apostolado.

-Explícanos, Hno. Javier, qué cambio se ha producido y por qué.
El ritmo de trabajo de los que se dedican a la formación y de los que están en el apostolado es muy diferente, por eso convenía dividir la comunidad para poder organizarse lo mejor posible en función de la propia actividad. Yo antes formaba parte del equipo de formación junto con el P. Francisco y el Hno. José, pero ahora he pasado al equipo dedicado al apostolado (con el P. Yvo y el Hno. Mateo).

-Gracias. ¿Y cómo os habéis organizado los tres en concreto?
De momento estamos en una etapa provisional: estamos buscando alquilar o comprar una casa situada en la ciudad que facilite los desplazamientos a las parroquias donde trabajamos (la casa de formación -donde residimos actualmente- está muy lejos, en las afueras de la ciudad, y hay el riesgo de quedarnos incomunicados a causa de la lluvias; también queremos facilitar el encuentro de los laicos con la comunidad apostólica). Evidentemente seguimos horarios diferentes que nos dejan más libres para salir de casa y para adaptarnos a las exigencias del apostolado.

-¿Cuáles son vuestras principales actividades apostólicas en este momento?
La predicación de los Ejercicios Espirituales cada mes y la organización de los grupos de perseverancia de los ex ejercitantes (las “Fraternidades de Cristo Rey”); también vamos siguiendo el desarrollo de las obras sociales que asesoramos y apoyamos económicamente con la ayuda de los bienhechores.

-¿Cómo participa la comunidad de formación en vuestras actividades? ¿Hay alguno de ellos que pueda ayudaros directamente en la misión?
El P. Francisco nos ayuda a veces en la predicación y además acompaña regularmente una de las Fraternidades de Cristo Rey; además, junto a los novicios (Aimé y Arnold) y los demás hermanos disponibles, se ocupa de la organización material de la casa de ejercicios. El Hno. Fidèle, que ya terminó sus estudios, es el responsable de la Comisión dedicada a organizar los retiros de perseverancia que se realizan cada dos meses en las parroquias. En resumen: por el momento hay colaboraciones puntuales, pero no permanentes. En un futuro próximo los estudiantes de 1° de teología (Patrice y Godefroid) colaborarán con nosotros en el apostolado y si conseguimos la casa podrán vivir con nosotros (para facilitarles el acceso al lugar de estudio y para que puedan colaborar más fácilmente con nosotros).

-¿A qué se dedican los otros? ¿nos puedes recordar los nombres?
El Hno. José es el ecónomo, el encargado de las compras y de muchas cosas más. El Hno. Max, aunque está estudiando, es el encargado de la casa de ejercicios. El postulante Toussaint está estudiando filosofía. Y el aspirante Jean está estudiando el propedéutico (una formación de base previa a la filosofía). ¡Ah! Me olvidé de decir que el P. Francisco es el Superior y Formador.

Etiquetas: ,

2 Comments:

At 5/02/2008 02:22:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola Francesc, tienes alguna idea de como contactar a Yves Bochatay? desde ya muchas gracis. Yanina desde Argentina

 
At 5/02/2008 02:49:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

si quieres enviame la direccion a yanigz@hotmail.com. Gracias, Yanina desde Argentina

 

Publicar un comentario

<< Home