martes, julio 10, 2007

VIVIR EL MOMENTO PRESENTE (I)

No sé a vosotros, pero a mí me ha pasado muchas veces que estoy haciendo una cosa pero pensando en otra, y me despisto, no hago bien lo que tengo que hacer porque me he evadido del momento presente.
Y el presente es lo único que nos pertenece, pues el pasado y el futuro escapan de nuestras manos.
Jesús dirá: “Donde está tu tesoro, allí está tu corazón”, es decir, que aquello que consideramos importante, lo que nos apasiona, es eso lo que consume nuestra energía, nuestros pensamientos y sentimientos. Por lo tanto, cuando examinamos nuestra conciencia hemos de preguntarnos cómo usamos nuestra imaginación, nuestra memoria, nuestra inteligencia y nuestra voluntad… ¿nos ayudan a vivir el momento presente según la voluntad de Dios? ¿o somos como esclavos que cumplen su deber con el cuerpo, pero su alma está en otro lugar? (Recordemos la frase de San Agustín: “El alma está más donde ama que donde anima.”)

Que el Señor nos conceda ordenar todos nuestros afectos para que podamos entregarnos totalmente a El en el momento presente: esto es el sentido profundo de la castidad (un corazón indiviso que se entrega totalmente a Dios).

Etiquetas:

12 Comments:

At 7/10/2007 05:08:00 p. m., Anonymous +Sergio said...

Hola Francesc,

Pues te participo unos pensamientos míos.

Hace un tiempo valorando el seguimiento del evangelio, la relación con los demás, la dedicación de uno mismo.. pues opino que vivir de verdad el momento para mí es hacer las cosas con tranquilidad, Dios no pide mas de lo que podemos hacer, pero hacer.

Yo hablo desde mi vertiente laica pero en general a los de mi condición.

Pero eso no me evita saber que quién está enamorado de Dios, -como decía santa Teresa; quién anda en el amor ni cansa ni se cansa- tenga fuerzas adicionales dentro de la gracia.

Ni se cansa. Distraerse.. pueden ser demasiadas responsabilidades, relajo por la mente cansada, no sé.

Pa lante.

+Sergio

Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

 
At 7/10/2007 05:09:00 p. m., Blogger Marga said...

[...]muchas veces que estoy haciendo una cosa pero pensando en otra[...]

Esto es lo que estoy intentando corregirme. Creo que somos muchos con este problema.

 
At 7/10/2007 06:46:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Ja,ja
Debe ser que todos los caminos conducen al mismo sitio.

 
At 7/10/2007 06:46:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola Leoncito!

 
At 7/10/2007 06:58:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Claro a todos nos pasa eso, estamos haciendo una cosa y con el alma y la mente en otra, a veces me cuesta mucho hasta seguir viviendo, cuando estoy trabajando o haciendo algo que requiere mi atención, tengo que realizar grandes esfuerzos por concentrarme en lo que estoy haciendo porque mi alma y mi mente siempre la tengo en Dios, pero no hago esfuerzo es que se va sola, (es cómo tener que estar viviendo en dos sitios a la vez), el esfuerzo realmente es tener que vivir en medio de tantas cosas, cuando una sola es importante, pero El me ayuda cuando yo no puedo, pues El solo quiere que le amemos y El se encarga de lo demás.

A veces me preguntan mis compañeros ¿Qué te pasa? Y yo me hago la sueca, y digo, nada.
Pero no es cierto, si me pasa, me pasa que sólo me apetece estar con Dios, pero así debe de ser, como El quiera.

 
At 7/11/2007 12:37:00 p. m., Blogger Francesc Xavier Sanuy said...

Sergio: Es cierto, pienso que Dios no nos pide caer en un activismo que nos haga perder la paz.

María: El método para corregir eso requiere un post a parte, pensaré en ello.

Anónimo: San Ignacio no habla de estar pensando siempre en Dios, sino de "encontrar a Dios en todas las cosas que debemos hacer según su voluntad": esto implicará que para hacer bien la voluntad de Dios tendré que dejar de pensar en él para hacer bien mis deberes. Imagínate que un policía que dirije el tráfico, por estar pensando en Dios da las señales incorrectas y produce un accidente mortal... ¿te parece que hizo bien en estar pensando en Dios en lugar de pensar en su trabajo para hacerlo bien por amor a Dios?

 
At 7/11/2007 01:29:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

No lo entiendes.

 
At 7/11/2007 01:31:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

No has entendido nada Francesc.
Pero no importa, ya lo entenderás.

 
At 7/11/2007 01:37:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Ahi! Leoncito.

 
At 7/11/2007 02:46:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

La modestia regula los movimientos del cuerpo, los gestos y las palabras. Como fruto del Espíritu Santo, todo esto lo hace sin trabajo y como naturalmente, y además dispone todos los movimientos interiores del alma, como en la presencia de Dios. Nuestro espíritu, ligero e inquieto, está siempre revoloteando par todos lados, apegándose a toda clase de objetos y charlando sin cesar. La modestia lo detiene, lo modera y deja al alma en una profunda paz, que la dispone para ser la mansión y el reino de Dios: el don de presencia de Dios.

 
At 7/11/2007 02:54:00 p. m., Anonymous +Sergio said...

Pues ja,jajajajaja (risas, sin maldad ni ironía, solo sinceridad)

No sé porque no lo entienden, el supuesto del policía de tráfico es muy gráfico.

Vaya tipo eres!

No has entendido nada Francesc, no has entendido a Míriam.

Míriam (y otros nombres)muchos te dicen lo mismo, y tú no reflexionas, ¿porque?

Dios respeta nuestra libertad, valora nuestro trabajo, nos ama, pero nos deja ser nosotros mismos, estar enamorado de Él y dejar las responsabilidades tanto.. no es bueno.

Recuerdo que una de las videntes de la Virgen María de Medjugore, estaba triste y se lo dijo a la Virgen; no puedo orar todo lo que quisiera porque mi madre me dice que debo atender muchas tareas.. la Virgen le respondió: no importa eso.

Ya valoran en lo que podemos, nuestro esfuerzo. Otra cosa es, pudiendo obrar, quedarse cruzado de brazos.

El resultado de Dios siempre es bueno. No desacredita. El amor nunca desacredita a nada ni a nadie.

Dios les bendiga.

+Sergio

Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

 
At 7/11/2007 03:28:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola leoncitos...
ja, ja

 

Publicar un comentario

<< Home