martes, enero 15, 2008

ADIOS CAPITAN

El otro día vino un capitán (al que ya habíamos ayudado en otra ocasión) para despedirse: lo envían al este del país, en zona de guerra (mientras tanto se está desarrollando la conferencia de paz en Goma). Aunque el gobierno no hace mucha propaganda hay bastantes soldados que están muriendo (lo sé porque tenemos contactos con algunos campos militares). El capitán nos pedía un poco de comida para el viaje y un rosario. El es cristiano y se encuentra en una situación difícil: a parte de la ridícula paga que reciben (si la reciben son 20 dólares por mes), los altos mandos los envían al este sin equipamiento, y les dicen que se “sirvan” de la población para sus necesidades. No es de extrañar que los militares roben… ¿tiene otra posibilidad? No es de extrañar que haya desertores… ¿qué soldado dará la vida por su país si está hambriento y desmotivado? No es de extrañar que haya grupos rebeldes como el del general Nkunda y que no lleguen a terminar con ellos.

La zona de los grandes lagos es una zona explosiva: recemos para que se instaure una paz fundamentada en la justicia y en la reconciliación.

Etiquetas:

2 Comments:

At 1/16/2008 09:19:00 a. m., Blogger Javier Padre said...

Con los condicionantes que describes es totalmente imposible la paz. Pido al Señor que estos condicionantes cambien lo antes posible.
Por cierto he reinstalado mi internet explorer y te he enviado un mail de prueba, dime si lo has recibido.
Siempre rogamos por ti y tu comunidad.

 
At 1/16/2008 10:48:00 a. m., Blogger Dorli said...

Pues vaya panorama. Recemos, sí.

 

Publicar un comentario

<< Home