jueves, junio 12, 2008

MUERTES PREMATURAS

No tengo estadísticas en mano, pero lo estoy experimentando directamente: mucha gente muere entre los 40 y los 50 años, muertes que en Europa se producirían entre los 70 y los 80 años. ¿Causas?

- Los efectos psicosomáticos de una vida muy dura.
- Mala praxis médica y muy baja capacidad de diagnóstico de las enfermedades.
- Falta de prevención de las enfermedades por motivos económicos (aguantan lo más posible sin ir al médico).
- Malaria, tuberculosis, tifus, amebas intestinales, etc, a menudo se combinan al mismo tiempo en la misma persona, lo cual complica la curación.
- Recurso a remedios medicinales tradicionales porque son más baratos, pero en muchos casos ineficaces.
- Recurso a medios místicos en vez de ir al médico.
- …….

Es difícil que una viuda de 40 años y con hijos pueda volver a casarse.

No cuento la mortalidad infantil, pero es muy elevada.

Conclusión: en la calle y en las iglesias se ven muchos niños y jóvenes y pocos ancianos. Uno está tentado de ver en todo esto la selección natural en funcionamiento, pero me resisto a aceptar esta conclusión, pues las causas de la situación que estamos viviendo actualmente tienen poco de “naturales”.

Etiquetas:

10 Comments:

At 6/12/2008 08:47:00 a. m., Blogger Javier Padre said...

Es cierto que el gran índice de mortalidad no es por causas naturales, es más bien a causa de las injusticias sociales. Pero no es menos cierto que en esta situación límite, los que más resisten son los más fuertes.

 
At 6/12/2008 09:00:00 a. m., Blogger Dorli said...

La formación cristiana que vosotros como misioneros dais a tantos hombres que vienen a vuestros retiros es una baza fundamental en la educación de estos pueblos. Se necesitan hombres nuevos, con vocación política y sentido social, para intentar cambiar en algo las cosas y que, de aquí a x tiempo, por ejemplo, pudiera en el Congo haber una seguridad social...
Vuestra presencia es de suma importancia.
Gracias por vuestro testimonio y entrega.

 
At 6/12/2008 09:09:00 a. m., Blogger Joya de Luz said...

Hola hermano,

Es verdad que hay mucha mortalidad infantil y de adultos debido a la pobreza y a los escasos medios. Pero yo, como maestra, contemplo diariamente el caso de niños que son mucho más infelices que los del Congo u otros lugares, precisamente por tener de todo, menos la atención y cariño abnegado y desinteresado de sus padres. La inmadurez es tal, que en muchos casos se llega a pensar que han tenido hijos para que los eduquen en el colegio. Niños que están solos por las calles horas y horas, que salen del colegio y tienen que ir a la puerta del trabajo de sus padres y esperar tres horas en la acera a que estos salgan, etc. Muchos son derivados a los servicios sociales... En fin, tristísimo. Yo creo que la desgracia añadida de los niños de aquí es que sabiendo que sus padres tienen muchos más medios de salir adelante, por inmadurez o comodidad no hacen más por ellos. Aunque siempre hay casos. Un niño del Congo sabe, por lo menos, que sus padres no les dan más porque tampoco lo tienen, y seguro que les ven esforzarse al máximo. Aunque también habrá casos. El Sagrado Corazón de Jesús debe reinar de nuevo en las familias y en la sociedad. Así lo "soñó" y puso todos los medios para ello, el P.VAllet, a través de los Ejercicios Espirituales, llevando los hombres a Dios, y con ellos la sociedad y las familias enteras, junto a sus esposas e hijos.
Que crezcan numerosos sus hijos para llevar a cabo esta gran misión y del todo urgente.
Cada vez más me doy cuenta y lo repito a mis padres, de que somos privilegiados por haber tenido padres como ellos. Demos gracias a Dios, y pongamos todos esos talentos al servicio de los que no han tenido esa suerte.

Un abrazo hermano.Ánimo y a seguir con la misión.

 
At 6/12/2008 01:42:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

La evolución natural se manifiesta en períodos muchos mas extendidos que la existencia del mismo Congo como entidad.
Estoy totalmente de acuerdo con javier padre, incluyendo la referencia a los mas fuertes.
Es un problema político, económico, cultural y social. Vuestro trabajo, en lo que respecta a esas manifestaciones de la miseria humana, es admirable.

 
At 6/12/2008 02:00:00 p. m., Blogger Erlik_Khan said...

Joya de Luz ,Has dado donde mas duele. nuestros hijos. Muchas veces nos escapamos de nuestra responsabilidad mas palpable mirando demasiado lejos, y no vemos, o no queremos ver... nuestro propio entorno. para muestra un boton, y tu como profesora lo viviras mas de cerca,
En la ONG que me encuentro (estamos empezando) montamos un taller para un colegio, para que asistieran los padres, pues bien en la segunda convocatoria asistieron solo 6 padres de un instituto donde hay mas de mil estudiantes. tuvimos que cancelar el taller y postergarlo para el proximo curso.

 
At 6/12/2008 02:28:00 p. m., Blogger Francesc Xavier Sanuy said...

Javier Padre dijo: Pero no es menos cierto que en esta situación límite, los que más resisten son los más fuertes.

Comento: En parte es verdad, aunque también es verdad que sobreviven los que corren más rápido.

Dorli, Joya de Luz y Erlik: sensibilización y educación son tareas fundamentales para cambiar la sociedad, y como saben, nosotros usamos la espiritualidad cristiana con ese objetivo. Pero veo que también ustedes tienen una gran labor que hacer ahí en España, lo que pasa que las miserias del primer mundo no son tan fáciles de ver como las de aquí.

En todo caso, los padres de aquí generalmente son menos afectuosos que los del primer mundo, pero en cambio la noción de familia es mucho más amplia (incluyendo tíos, abuelos, primos, etc), así que difícilmente los niños quedan "desconectados" de los adultos.

Pero en fin, estoy seguro de que, cualquier congolés que leyera vuestros comentarios diría: "OK, cuando tenga problemas afectivos veré como arreglarlos, pero antes dame comida, agua potable, electricidad, págame los estudios y los medicamentos."

¿Seguridad social? No existe, pero el Estado intenta pasarle la patata caliente a las empresas, que deben ocuparse de las situaciones médicas de sus empleados.

 
At 6/12/2008 03:23:00 p. m., Blogger jesusmr said...

que vivencia tan interesante!!
Yo en medio de este año he tenido ese tipo de experiencias, espero en dios que también pueda yo dar respuestas y acompañamiento a eso hermanos que asi me lo pidan.

 
At 6/13/2008 12:07:00 a. m., Anonymous María Jesús said...

Creo que eres admirable, yo me pasaría llorando el día entero teniéndolo tan cerca. Aún así lloro demasiado a menudo teniéndolos tan lejos.

O tal vez si estuviese más cerca lo aguantaría mejor, no sé. Siempre he sido hipersensible "A sí me ha ido" Bueno un fuerte abrazo, que sigas siendo tan fuerte y valiente. Y que tu espíritu sea siempre el mismo.

 
At 6/13/2008 10:08:00 a. m., Blogger Javier Padre said...

Javier dices: "En parte es verdad, aunque también es verdad que sobreviven los que corren más rápido".
Date cuenta de que los que corren más rápido son casualmente los más fuertes, es decir que lo que tu dices, no es más que una reiteración de lo que yo digo.

 
At 6/13/2008 11:56:00 a. m., Blogger Francesc Xavier Sanuy said...

En realidad estaba pensando en que, cuando hay las luchas por el poder, y cuando las balas surcan las calles, lo mejor es ser anónimo y borrarse del mapa; los fuertes y valientes suelen caer en el campo de batalla.

Es curioso, pero la gente de aquí valora mucho la vida porque se da cuenta de lo fácil que es perderla, y lo que podría parecer cobardía no es más que prudencia.

María Jesús: recuerdo que, cuando mi madre y una amiga ejercían como asistentas sociales, esta amiga absorvía hasta tal punto el dolor de los demás que caía enferma. Yo le pido a Dios ser compasivo, pero al mismo tiempo tener la dureza necesaria para no absorver una cantidad de dolor tal, que me dejaría inutilizado para ayudar a los demás. No todos los misioneros aguantan el nivel de dolor, desorganización, injusticia, etc, que se encuentra en este país. Que Jesús nos ayude a asumir estas realidades como él lo hizo: con la fortaleza del buen samaritano.

 

Publicar un comentario

<< Home