miércoles, junio 20, 2007

UN SIGNO DE LA VENIDA DEL REINO DE DIOS

Los judíos esperaban la llegada del Reino de Dios como una intervención espectacular de Yahvé para liberar a su pueblo de los opresores romanos e instaurar el juicio final, el punto final de la historia. Ellos pensaban que el Mesías enviado por Dios sería el personaje que llevaría a cambio todas estas transformaciones, y así lo había predicado Juan el Bautista; por eso fue grande su sorpresa cuando vio que el estilo de Jesús no coincidía con lo que él había predicado; de hecho, Juan envió a algunos discípulos para preguntar a Jesús si él era el Mesías esperado. Jesús respondió indirectamente diciéndole que uno de los signos de la venida del Reino de Dios era el anuncio de la Buena Nueva a los pobres, a los marginados, a los que no cuentan, y que era eso precisamente lo que él (Jesús) estaba haciendo (entre otros signos del tipo de: curaciones, resurrecciones, exorcismos, etc).

Pues precisamente, el domingo pasado vi realizarse ante mí el primer signo que comentaba: que la Buena Nueva es anunciada a los pobres. ¿Cómo? Pues ese día fuimos a celebrar la misa en el campo militar “Thsathsi”, lugar de bastante mala fama dada la conducta que los militares de ese campo tienen en la ciudad; por otra parte los curas no quieren ir allí a ocuparse de esa capilla porque el salario que se ofrece por mes es ridículo (es el mismo salario que el de un soldado raso: 20 dólares).
La gente estaba conmovida al ver que veníamos a visitarlos, que los teníamos en cuenta (cuando nos íbamos nos decían: “no se olviden de nosotros”, “no nos dejen huérfanos”). Por otra parte hacía unos 38 años que no veían a un sacerdote blanco por allí, y, ¡oh sorpresa!, nunca habían visto a un diácono.

Viví toda la jornada con la gran alegría de poder compartir esa actitud del corazón de Jesús, que siempre se inclinó por los más necesitados, por la oveja perdida.

¡Gracias Jesús por hacer de nosotros tus enviados y porque quieres hacer llegar a través nuestro tu Reino!

Etiquetas:

9 Comments:

At 6/20/2007 08:10:00 p. m., Anonymous Sheila said...

Si te buscan aquí y parece que allí no paras de dar a la gente . Dios te ha bendecido

 
At 6/21/2007 01:13:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

Francesc te voy a enviar un regalo de bienvenida.

 
At 6/21/2007 09:13:00 a. m., Blogger Francesc Xavier Sanuy said...

Sheila, recuerda lo que le decían a Cristo los apóstoles cuando él se había ocultado a las afueras de Cafarnaún: "Maestro todos te buscan", y él respondió: "Vamos a los otros pueblos y ciudades a evangelizar que para eso he sido enviado".

Está claro que quedarse donde todo el mundo te quiere y aprecia es agradable, pero no es la manera de actuar de Jesús, el se molestó continuamente por ir en busca de la oveja perdida.

Anónimo: Envía, envía el regalo, pero por favor, que no tenga demasiados Kilobytes ;)

 
At 6/21/2007 10:19:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

La gente estaba conmovida al ver que veníamos a visitarlos, que los teníamos en cuenta (cuando nos íbamos nos decían: “no se olviden de nosotros”, “no nos dejen huérfanos”). Por otra parte hacía unos 38 años que no veían a un sacerdote blanco por allí, y, ¡oh sorpresa!, nunca habían visto a un diácono.

Francesc: pero en esto ya has recibido tú recompensa

 
At 6/21/2007 10:23:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Cuando nadie se conmueve por nada, cuando no recibes ni una sola palabra de agradecimiento, sino todo lo contrario, ataques continuos, entonces: Ahí es donde uno no ha recibido la recompensa, eso es lo que hicieron con Jesús después de 3 años de predicar y hacer milagros, no recibió nada, más que la muerte.

Bueno luego sí.

¿Comprendes lo que quiero decirte?

 
At 6/21/2007 11:26:00 p. m., Anonymous Sheila said...

Pero los discípulos estaban todo el rato con miedo y ganas de una vida tranquila y buenas acogidas y todo el rato intentan disuadir a Jesús , y al final le dejan sólo

 
At 6/22/2007 10:44:00 a. m., Anonymous +Sergio said...

Gracias Francesc, por la promesa. Ahora he leído tu post de ayer.

Dios provee, es muy importante la oración, del que sabemos nos escucha siempre.

Hace poco a una persona preocupada le pedí orar por un familiar suyo que no cree, y se cumplió aquello de las escrituras.. os lo aseguro si dos (o mas) de vosotros me piden algo, mi padre que está en los cielos se lo dará. A pesar de su falta de fe, Dios obró por nuestra petición. Aquella persona no sabe que Dios y la Virgen María han obrado, le dije que le queda pendiente explicárselo.

Eso fué una lección para mí, sobre la infinita misericordia de Dios.

Aunque siempre hay que aceptar la voluntad de Dios que siempre es la mas justa, aunque muchos ahora no lo entiendan. Pero ese detalle del todopoderoso me aumetó el discernimiento. Él siempre ayuda y provee, sólo hay que pedir con fe y hacer lo correcto a sus ojos.

Santo eres en verdad Señor, fuente de toda Santidad..

Pa lante siempre.. todo se andará..

Dios nos bendiga.

+Sergio

Sagrado Corazón de Jesús, presente en todos los Sagrarios del mundo, en tí Confío! Siempre!

 
At 6/22/2007 05:35:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

¿Sabeis vosotros que le está pasando al Padre?

Nadie me cuenta nada.
¿Por qué?

 
At 6/22/2007 06:53:00 p. m., Blogger Francesc Xavier Sanuy said...

¿Qué le pasa al Padre? ¿Qué Padre?

Anónimo: claro que es un recompensa la gratitud de la gente... ¿por qué hay tan poca gente que viene aquí a buscar esa recompensa?

Animo Sergio, que Dios te siga aumentando esa fe que ya tienes.

 

Publicar un comentario

<< Home