jueves, septiembre 16, 2010

TESTIMONIOS RETIRO Nº 72


TESTIMONIOS RETIRO n° 72 (26 al 29.08.2010)

1. Ha sido un retiro muy enriquecedor gracias a sus enseñanzas. Ha sido una ocasión para dirigirme hacia Dios y así aproximarme a El. Me ha impactado la disciplina, el silencio y el recogimiento.

2. Es la primera vez que hago el retiro ignaciano. Cada vez que iba a la capilla tenía dolor de cabeza. No comprendía este fenómeno. Esta situación me ha permitido descubrir la grandeza de Dios y dialogar con El como con un amigo. Es importante invitar a otras personas a hacer esta experiencia.

3. Me interesaba mucho la oración de contemplación. Gracias a la contemplación he podido entrar en profundidad en las escenas evangélicas para hablar con Dios. Me dado cuenta de que la oración es una vida.

4. Antes del retiro tenía una carga interior. Por la oración y la confesión me siento libre y liberado.

5. El silencio me ha maravillado. A partir de ahí he concluido que Dios es un Dios de silencio, no desorden.

6. Hay dos expresiones que han llamado mi atención. Por una lado “la dirección espiritual”: hace más de veinte años que me he guiado a mí mismo, pero en este retiro acabo de descubrir la importancia del director espiritual. Por otro lado “amaos unos a otros como yo os he amado”; es ante todo el “como yo os he amado” lo que me ha interpelado y ha sacudido mi conciencia.

7. Me ha impresionado el silencio. En mi tiempo dedicado a la oración he valorado el autoconocimiento que me permite situarme mejor en relación a mi destino. También me ha fascinado la oración de alianza y la llamada de Cristo Rey.

8. He aprendido a rezar con los textos bíblicos. Con la contemplación he podido participar en las escenas evangélicas como si estuviera presente. He podido concentrarme mientras rezaba de rodillas durante muchos minutos.

9. Estoy feliz por haber descubierto que el espíritu que recibimos en el bautismo no es un espíritu de miedo, sino un espíritu de razón y de fuerza.

10. Esta experiencia me ha permitido comprender que el matrimonio es también una vocación. También se puede servir a Dios en el matrimonio.

11. He profundizado en la Pasión de Cristo : he descubierto las cualidades de Jesús y María y he aprendido a imitarles.

12. Quería recuperarme espiritual, moral y mentalmente, de ahí mi triple satisfacción: he encontrado la paz interior ante los problemas, he reavivado en mí la llama del amor y salgo más armado espiritualmente. Haré todo lo posible para que mi vida esté al servicio de los otros.

13. Antes del retiro tenía una gran desolación espiritual. La libertad interior, el discernimiento espiritual y el marco favorable para orar me han ayudado a recuperarme. En este retiro acabo de tomar la buena dirección al aceptar con alegría las diferentes dificultades y fracasos.


Etiquetas:

2 Comments:

At 1/03/2011 04:04:00 a. m., Blogger fabian said...

Hermano Francesc quisiera enviarle saludos a la comunidad y en especial al hermano joshep saccilotto y si me puede enviar el email de el; dios los bendiga saludos de argentina.

 
At 1/04/2011 02:02:00 p. m., Blogger Francesc Xavier Sanuy said...

Fabián envíame un email y en la respuesta te daré el email del Hno. Sacciloto.

 

Publicar un comentario

<< Home